Esponja facial Konjac

$2.990

Esponja facial Konjac

$2.990

Las esponjas de Konjac provienen de la raíz de un árbol llamado amorphophallus konjac, una planta de origen asiático.

La esponja Konjac es un producto natural con fibras vegetales, minerales y vitaminas, capaces de regenerar las células de tu piel y ayudar a estimular la circulación sanguínea.

Las propiedades naturales, sin ningún tipo de químicos mezclados en su fabricación es lo que aporta tantos beneficios para la piel, limpiando, exfoliando, hidratando y nutriendo toda la zona donde la uses.

-A primera vista y tacto, la esponja Konjac suele ser muy seca, áspera y dura, pero solo necesita un poco de agua para ponerse suave, sedosa y blanda.

-Después de haberte desmaquillado, pasa la esponja por tu rostro y cuello de forma circular con suaves masajes.

-Si lo deseas puedes agregar en la esponja un producto limpiador, para ayudar a que las propiedades de la Konjac eliminen impurezas de los poros.

-Es importante utilizarla todos los días 2 veces en la mañana y en la noche, sin agregar cremas exfoliantes.

-Dada por terminada tu rutina de limpieza, lava la esponja con abundante agua y deja secar al aire colgando de su cuerda.

-Se recomienda desinfectar la esponja Konjac por lo menos 1 vez por semana, sumergiéndola durante 2 minutos en agua hirviendo, esto eliminará las bacterias que se podrían crear en ella.

-Cuando notes un deterioro en la esponja Konjac como huecos o quizás con un aspecto indeseable (lugar perfecto para la proliferación de hongos y bacterias), es indispensable cambiarla, así le falte cumplir el tiempo correspondiente de remplazo.

-Es importante tener en cuenta que la esponja konjac tiene una vida útil de 2 a 3 meses. -Pasado ese tiempo debes cambiarla y podrías ponerla en un recipiente para compost para devolver sus nutrientes a la tierra ( es compostable).


La esponja Konjac color verde adquiere su color de la arcilla verde, se recomienda para pieles mixtas y la zona T grasa. Ayuda a tonificar y revitalizar las células maltratadas de la piel.

Si tu piel está seca y sensible, la esponja Konjac de color rojo es para ti, compuesta por una gran base de arcilla roja. Posee un alto nivel de óxido de hierro, ayudando a mejorar la circulación sanguínea y reduce la aparición de arrugas en la piel.

También tenemos la esponja de Konjac de color negro, con ingredientes incluidos como el carbón de bambú con una alta concentración de minerales, indicada para pieles grasas con acné y manchas.

La esponja Konjac, la de color rosa es perfecta para pieles deshidratadas y sensibles.

+
-
Solo quedan 190 unidades de este producto

También te puede interesar